UNA JOVEN SUFRIÓ UN ACCIDENTE DOMÉSTICO

El miércoles a las 13.30 la Policía local recibe un llamado al 101 dando aviso que en calle Marchisio 78, una joven había sufrido un accidente doméstico. Se constituyó al lugar personal policial constatando que en el interior del inmueble, una menor de 17 años por causas que se tratan de establecer se le habría caído el caño de una estufa salamandra en la cabeza.

Se hace presente la ambulancia de Bomberos Voluntarios trasladando a la joven hasta el hospital local donde se le realizaron las curaciones respectivas.