MALVINAS

El ex piloto de caza de la Armada y Veterano de Malvinas, Roberto Sylvester, estuvo presente en nuestra ciudad, y así se refirió a lo que dejó la guerra en su persona.

“Malvinas para mi es la experiencia más importante de mi vida, a excepción de Dolores, mi esposa, mis cuatros hijos, mis nietos y demás. Después de eso, lo más importante, es la Guerra de Malvinas. Pero obviamente la tuve que vivir por etapas.

Cuando terminó la guerra tuve dos años de duelo donde no sabía dónde estaba. Tuve que ordenar mi pensamiento, naturalmente, porque sabía que habíamos perdido la guerra, entonces fueron dos años de duelo. Una vez que terminó ese duelo me empecé a disculpar con un montón de gente que lastimé, porque estaba realmente con la cabeza en otro lado.

Después pasaron como 9 años en total, incluido el duelo, que Malvinas me pasaba por el costado, o sea que no estaba preparado para analizarla ni nada. Yo seguía mi carrera profesional obviamente en la Armada, como piloto de combate. Hasta que una vez, cuando ya era comandante de la segunda de ataque con aviones súper estandar, yo estaba cerrando mis 18 años de combate, que escuché a un infante de Marina hacer algunos comentarios que yo cuento en mis charlas que me impactaron.

Empecé a sentir por primera vez qué había pasado por las trincheras, cómo se habían unido los soldados en las trincheras, una comunicación, como yo digo, de hilos invisibles. Él lo expresó muy bien y a partir de ahí empecé a pensar en nosotros, en mi escuadrilla, y empecé a ver todo lo positivo. Por qué habíamos combatido, por qué habíamos estado de pie, por qué habíamos seguido hasta el 14 de junio habiendo perdido ya la mitad de los aviones, algunos pilotos y demás; por qué seguimos en las condiciones que volamos y qué era lo que nos había motivado.

Entonces la experiencia más grande, que es lo que yo cuento en mis charlas, es lo que yo llamo el valor del equipo y pienso también que nos cuesta a los Argentinos trabajar en equipo que es algo extraordinario. Creo que es algo que nos dinamizaría muchísimo, nos multiplicaría y trato en mi charlas de contarles mi experiencia de vida, a través de mi equipo, y de la importancia que puede tener eso para nosotros, los argentinos, en lo que hace a valores y un montón de cosas que fui entendiendo después de la Guerra de Malvinas, pero que ocurrieron ahí.”