Plan Juntos por Nuestra Casa

El Concejo Deliberante de nuestra ciudad aprobó por unanimidad el pasado lunes un proyecto relacionado al Plan Municipal de Viviendas Juntos Por Nuestra Casa, el que contempla la situación económica de los adherentes.

Consultado sobre el particular, el vice intendente Gustavo Argüello, esto explicó en diálogo con Radio Ciudad FM 100.3: “Uno de los temas principales fue la modificación de la ordenanza que tiene que ver con el plan Juntos Por Nuestra Casa, esto a raíz del planteo de varios adherentes y adjudicatarios del plan y en virtud de esta situación económica que se atravesó a lo largo del 2020 y el problema que sigue durante este año, en donde hay atrasos en las cuotas, donde hubo una actualización en el valor de la casa y esto ha generado que se sienta el sistema de pago.

Se generó una ordenanza en donde facilita al Ejecutivo la posibilidad de brindar distintas facilidades de pago. Por un lado, se consolidó la deuda a diciembre del 2020 y los que tienen cuotas atrasadas tienen la posibilidad de adherirse a un plan de pago de hasta 24 cuotas. Y con respecto a la actualización de cuotas desde Enero de 2021 en adelante, tiene que ver con las cuotas de espera y de cancelación, hubo un incremento del 33,4%, un incremento importante. Se da la facilidad de que ese incremento se pase al final del plan, es decir, se seguiría pagando la cuota actual como se venía pagando a lo largo de octubre, noviembre y diciembre, y el incremento pasaría al final del plan y generaría algunas cuotas más después de las 200 cuotas actuales que tiene el círculo cerrado. Esto es opcional para el adherente o adjudicatario. Tenemos integrantes del plan que aún no han recibido la casa y tenemos integrantes del plan  que ya están viviendo en la casa, el tema es que la situación que se viene atravesando fundamentalmente por la pandemia ha generado que el poder adquisitivo de varios de nuestros vecinos haya caído, vecinos que son integrantes del círculo cerrado y necesitamos realmente mantener el sistema por un lado y mantener la capacidad de pago de los adherentes y los adjudicatarios, esto en virtud para que el círculo cerrado siga funcionando de la mejor manera, como viene funcionando hasta el día de hoy.”