EL INTA IMPULSA EL TRABAJA EN EL PERIURBANO

En relación al tema, el ingeniero Néstor Franz, jefe de la Agencia Moldes esto señaló: “Es un lineamiento que tenemos desde INTA, desde el Centro Regional Córdoba inclusive también de INTA central, que es importante que empecemos a desarrollar actividades de bajo impacto en lo que sería la producción agropecuaria entorno a las ciudades, nosotros lo veríamos como lo que antiguamente llamábamos cinturones verdes.

Un sistema de producciones que sea digamos de no tanto impacto, porque el periurbano es un área de interfaz que está entre la parte de la ciudad y la parte del campo, o sea hay una zona gris ahí que tenemos que ver cómo afecta a la ciudad, afectando al campo y como afecta al campo la ciudad, ambas se afectan por diferentes temas y una de esas cosas es ver qué tipo de sistema de producción podemos trabajar para que en esa zona gris no tengamos impacto, ni de un lado ni del otro. Y ya hay tecnología, el INTA lo viene trabajando desde hace 7 u 8 años”.

“La idea es ver que alternativa de producción podemos trabajar o si hacemos agricultura cien por cien, qué tipo de agricultura podemos hacer, si vamos a hacer soja o maíz, bueno, qué tecnologías podemos desarrollar para que no tengamos un impacto sobre la ciudad. Eso apunta a muchas cosas, aparte de cómo se fertiliza el campo, cómo se hacen los controles fito sanitarios, qué alternativas tenemos para diversificar, ya sea con ganadería o con la misma forestación que estamos hablando ahora, con sistemas de frutales. Un tema que siempre se trabajó es la huerta, es muy importante, tratar de volver a recuperar esos sistemas de producción y esta viene de la mano también con lo que son los mercados de proximidad y las ferias. Eso es muy importante que los municipios y las comunas lo tengan en cuenta, hoy el costo de los alimentos está muy influenciado por el transporte. Si nosotros podemos desarrollar nuestra propia comida, en la zona de proximidad, es una alternativa muy interesante para tenerla presente, porque generamos que la gente trabaje en el campo, que genere alimentos y esos alimentos vayan a un buen precio. A los dos les sirve, porque mejora el precio del productor y también mejora el precio del consumidor“.